La senda del Yoga

¿QUE ES EL YOGA?

La esencia del yoga escapa a toda definición, resulta difícil explicar con palabras algo que solo puede explicar la propia experiencia. El yoga representa la propia posibilidad de desarrollo, evolución y perfeccionamiento que yace en las profundidades de todo ser humano.

La palabra Yoga tiene dos significados principales:

1º Unión entre el ser individual “Jiva” (ser individual que se identifica así mismo como el cuerpo y la mente) y el ser cósmico o “Atmán” (alma o ser puro más allá de la mente)

2º Conjunto de técnicas, aplicadas al perfeccionamiento del ser humano, a nivel físico, mental y espiritual. Los métodos y actitudes mediante los cuales es posible realizar el estado de yoga (unión). Pero en lo que se refiere a la práctica de los métodos yóguicos conviene notar que dichas prácticas no tienen como finalidad unir nada, pues el individuo ya está unido al universo en el que se halla inmerso, ya es Consciencia Cósmica. La misión principal de las prácticas del yoga es desarraigar y disolver las tendencias negativas del ego. El aspecto de la personalidad que hace que el individuo se sienta disociado y diferente de su entorno. El obstáculo que le impide reconocer y experimentar su verdadera esencia o identidad con el Todo.

Es importante matizar que el yoga en sí no es una escuela filosófica, religión, organización o grupo de personas concreto, sino la propia posibilidad de evolución y crecimiento personal. Muchas escuelas filosóficas, religiones y grupos han tomado parte de sus prácticas como medio para alcanzar sus objetivos. Pero el yoga sigue siendo independiente de toda asociación, institución o grupo concreto.

El yoga es un camino de experiencia personal donde como dice Swami Sivananda: “Más vale un gramo de práctica, que toneladas de teoría”.

El yoga nos enseña que cuando aprendemos a calmarnos, detenemos la marea de pensamientos y accedemos a niveles más profundos en nuestro “Ser”, descubriendo la sabiduría y tranquilidad que llevamos dentro. El Yoga propone estar muy despierto, con una conciencia ecuánime de la realidad, del aquí y ahora, viviendo intensamente cada instante en cualquier lugar o situación desapegados y serenos. Nos conduce hacía un equilibrio integral de la persona, hacia una actitud ante la vida libre de prejuicios y neuróticas auto exigencias, enseñándonos a vivir el momento, a amar más el proceso que el resultado, sin que nos esclavicen los posibles logros, llevándonos a la conclusión de que la meta está en el propio camino. Esta actitud yóguica libera a la persona de innecesarias tensiones y perjudiciales estados de ansiedad que le roban sus mejores energías.

“A quien jamás haya saboreado la miel, de nada sirve que le digan que es buena”

Con el Yoga sucede algo parecido; resulta muy difícil definirlo en el plano meramente teórico; de alguna manera hay que experimentarlo.

SENDAS DEL YOGA

Aunque el yoga es uno, dentro de él existen distintas sendas que, llevando al mismo objetivo siguen caminos diferentes, ajustándose mejor a los principales tipos del temperamento humano. Las sendas del yoga pueden llegar al centenar, pero podrían resumirse en cinco más importantes. A veces no resulta fácil establecer una frontera definida entre una y otra, pues a menudo se entremezclan, ya que son aspectos de la misma cosa.

Principales tipos de yoga:
Hatha yoga. El sendero del equilibrio de las energías internas.
Karma yoga. El sendero de la acción.
Bhakti yoga. El sendero de la devoción y del amor.
Gñana yoga. El sendero de la indagación y el discernimiento.
Raja yoga. El sendero de la introspección..

La práctica combinada de estos yogas se conoce como el “Yoga integral”. En realidad, independientemente de la rama de yoga que se siga, llega un momento en el que van integrándose las demás sendas como consecuencia de un proceso de maduración. El yogui más perfeccionado practica una síntesis de todos los yogas aunque esté establecido de forma más definida en alguna de las sendas.

Todo el proceso del yoga, sea la vía que sea es concentración. El Hatha sobre el cuerpo. El Raja sobre el objeto interno o externo. Karma en la acción. Jnana sobre una pregunta. Bhakti sobre la naturaleza, divinidad, guru…

Texto extraido del libro «Claves del Yoga» Swami Digambarananda

Si te ha gustado, ¡ayúdanos a compartirlo!
Facebooktwitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies